Reflexiones

El Viejo Perro Cazador

Hace muchos años, vivía un viejo perro de caza, cuya avanzada edad le había hecho perder gran parte de las facultades que lo adornaban en su juventud. Un día, mientras se encontraba en una jornada de caza junto a su amo, se topó con un hermoso jabalí, al que quiso atrapar para su dueño. Poniendo en ello todo su empeño, consiguió morderle una oreja, pero como su boca ya no era la de siempre, el animal consiguió escaparse.

Al escuchar el escándalo, su amo corrió hacia el lugar, encontrando únicamente al viejo perro. Enfadado porque hubiera dejado escapar a la pieza, comenzó a regañarle muy duramente.

Leer más...

El Pez que no quiso escuchar Reflexion

Cerca de mi casa hay un pequeño lago en donde viven una familia de peces, una de tortugas y otra de gansos. Ellos viven felices compartiendo las frescas aguas del lago viendo todos los días el sol caer.

 

Un día, dos pescadores pasaron frente al lago y observaron que estaba lleno de peces. Uno de ellos le dijo al otro: “Porque no habíamos pasado antes por aquí ya que hay muchos peces”. El otro respondió: “Regresaremos mañana a pescar a muchos de ellos y pasaremos la atardecer comiendo pescado”.

Leer más...

La Vasija Agrietada Reflexion

Un cargador de agua de la India tenía dos grandes vasijas que colgaban a los extremos de un palo, que llevaba sobre los hombros. Una de ellas tenía una grieta, mientras que la otra era perfecta, y entregaba el agua completa al final del largo camino a pie desde el arroyo hasta la casa del patrón.

 

Cuando llegaba, la vasija rota sólo tenía la mitad del agua. Durante dos años, esto fue así, diariamente. Desde luego, la vasija perfecta estaba orgullosa de sus logros… “perfecta” para los fines por los cuales fue creada.

Leer más...

Historia de Lapiz Reflexion

El niño miraba al abuelo escribir una carta. En un momento dado, le preguntó:

–¿Estás escribiendo una historia que nos pasó a los dos? ¿Es, quizá, una historia sobre mí?

El abuelo dejó de escribir, sonrió y dijo al nieto:

–Estoy escribiendo sobre ti, es cierto. Sin embargo, más importante que las palabras es el lápiz que estoy usando. Me gustaría que tú fueses como él cuando crezcas.

Leer más...