Cañar, una joya de encantos y tradiciones

Cañar, una joya de encantos y tradiciones

Así como el arte es una manifestación de la expresividad de los sentimientos más sublimes del ser humano; la historia es el inicio que marca las raíces de un pueblo que se remonta a tiempos inmemorables y desde siempre ha sido y será uno de esos lugares donde las costumbres, las tradiciones, la cultura y la idiosincrasia de su gente lo hacen único; ya que a más de guardar grandes atractivos arqueológicos y naturales, también es cuna de grandes hombres ilustres que han dejado muy en alto el nombre del cantón, la provincia y el país.

UBICACIÓN

San Antonio de las Reales Minas de Hatun Cañar, hoy Capital Arqueológica del Ecuador, limita al norte por la provincia del Chimborazo, al sur por la provincia del Azuay los cantones de Biblián y Azogues; al este por el cantón Azogues y al oeste por la provincia del Guayas. Posee una altitud de 3.160 metros sobre el nivel del mar, una temperatura de 11.8 grados centígrados y con una extensión territorial de 1.752.20 kilómetros cuadrados.

CAÑAR MODERNO

Esta hidalga ciudad, a medida que va creciendo a través de los años, va configurando el paisaje urbanístico de una ciudad hispanoamericana en constante transformación y crecimiento a consecuencia de ciertos cambios socioeconómicos producidos.
Actualmente la ciudad tiene alrededor de 12.000 habitantes, en donde ha comenzado a hacerse presente la actividad comercial. Sus tranquilas y coloniales calles de antaño van cobrando inusitada agitación. La arquitectura moderna ha tomado presencia lo que ha dado otra fisonomía a la ciudad, empleando modelos, fachadas, espacios y materiales que ya no son los auténticos para su elaboración. A pesar de que los cambios y transformaciones que sus  habitantes han dado en los últimos años a esta hermosa ciudad en el centro poblado, aún se observa, gran cantidad de edificaciones patrimoniales, que se conservan a través de los tiempos, pertenecientes a la Época Colonial y Republicana, construcciones arquitectónicas de características singulares, representadas en iglesias, plazas, capillas, casas y casonas.

SITIOS ARQUEOLÓGICOS

Entre los sitios arqueológicos y naturales más importantes que esta ciudad posee se puede mencionar: el Castillo de Ingapirca, que se encuentra ubicado en la parroquia de Ingapirca y se constituye en el conjunto arquitectónico más importante del país. También el cerro Narrío, que es un promontorio en forma de tortuga que se ubica a 700 metros de la ciudad, en dirección noroccidente y que en la actualidad se ha convertido en uno de los sitios arqueológicos de mayor importancia de la región austral, porque guarda testimonios materiales de las primeras sociedades aborígenes.
Otro sitio arqueológico es el conocido Shungomarca, que se encuentra ubicado a 600 metros de centro parroquial de General Morales, su nombre proviene del topónimo Shungo (corazón) y Marca (región), que significa “Corazón de la Región”, este lugar contiene vestigios arqueológicos monumentales como un adoratorio, un pucara, una plaza y un centro de inhumación y la laguna de Culebrillas, que constituye un lugar que a más de ser un atractivo turístico, es un sitio que tiene un excepcional  entorno natural, se le asigna un carácter sagrado y de culto de los cañaris; se encuentra ubicado a 25 kilómetros de Cañar, en los páramos próximos al Nudo del Azuay, dónde se puede observar una laguna que posee una excepcional belleza, alimentada por unos recodos serpenteados en forma de culebra.

MUSEOS

Un área de recreación y gran valor turístico para el cantón Cañar constituyen los Museo Arqueológico y Etnográfico de Guantug, que están asentados a 300 metros del centro cantonal en las inmediaciones del cerro Narrio, siendo importante destacar que en el interior del museo Etnográfico, existe una muestra de la cultura, tradición, costumbres y vida cotidiana de las comunidades de Sisid, Pacay, Gualleturo, San Antonio de Paguancay, Quilloac, General Morales  y una cantina característica de la época colonial, en la que se observa las paredes forradas con papel periódico, botellas colocadas en cerchas y la presencia de una escultura de una indígena que representa a la “chagrera cañareja”, las misma que era la encargada de vender el licor de contrabando.

Pero este no es el único museo, también existe el museo arqueológico, compuesto de dos salas de exposiciones que muestran objetos de cerámica, metal,  concha y lítica. En la primera sal ase pueden observar piezas de cerámica de las culturas Narrio, Cashaloma y Tacalzhapa, en la segunda en cambio   se encuentran piezas de la cerámica Inca, de la de la época colonial y piezas líticas.

Estos museos pertenecen al Municipio de Cañar y abren las puertas a turistas nacionales y extranjeros, para que sean partícipes y conozcan algo más de la cultura cañari.

RELIGIOSIDAD
Cañar ha sido testigo del milagro eucarístico sucedido en la Capilla de San Antonio, ubicada en la colina del mismo nombre, a una altitud de 3.260 metros sobre el nivel del mar y a una distancia de siete minutos del centro urbano.
El martes 24 de junio de 1958, el hijo de Dios mostró su rostro en la figura de la Santa Faz a varios devotos, entre ellos Alberto Correa Martínez, según relata Ezequiel Clavijo Martínez en su obra “El Milagro Eucarístico”.
Esta aparición deja la inquietud de que Cristo mostró las tristeza en su rostro ¿Será por la pérdida de valores? ¿Por las guerras que se dan en el mundo? ¿O porqué quiere cambiar la forma de vida de este pueblo?.
Sea cual fuese la respuesta, Dios escogió este lugar para hacerse presente. El templo en el que sucedió este milagro se mantiene intacto hasta la actualidad, aunque un poco deteriorado.
Actualmente se ha construido una nueva capilla en la parte más elevada de la colina y su estructura arquitectónica es similar a la anterior.
La capilla es un atractivo turístico y religioso a donde acuden los fieles para ser partícipes de las ceremonias religiosas que se celebran especialmente los días martes y domingos.

GASTRONOMÍA   
En la mesa de los cañarejos no es necesario festejar una fiesta para degustar lo mejor de la gastronomía. La rica sazón y el buen gusto se aprecian en cada uno de los platos típicos, los cuales podrá encontrar en los  mercados y restaurantes de la ciudad.
Las cascaritas  (piel de chancho) con mote blanco, las carnes asadas con mote pillo y los llapingachos no pueden faltar; el chancho hornado y la fritada acompañada con choclo y habas así como también los tamales, quimbolitos, humitas, buñuelos y el tradicional dulce de higos. Para apaciguar el frío, sus habitantes recomiendan “el canelacito”, una bebida preparada con aguardiente destilado de la caña de azúcar al mismo que se le agrega canela para que tenga un agradable sabor.

radioroja

Website:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *