Por qué los pasajes aéreos en América Latina siguen siendo altos en comparación a Europa?

Por qué los pasajes aéreos en América Latina siguen siendo altos en comparación a Europa?

La llegada de nuevas aerolíneas ‘low cost’ a América Latina implicó la disminución de los precios de los boletos aéreos en la región, sin embargo, estos aún no se asemejan a los que se pueden comprar en Europa, Asia o Estados Unidos por las mismas distancias y en igual periodos de tiempo.

El costo de un vuelo de París a Madrid, que recorre 1000 km, es de $98 para hacer el viaje del 13 al 19 de marzo del 2020 en la aerolínea Transavia. En un igual periodo de tiempo y distancia, pero de Lima a La Paz, Latam ofrece vuelos directos por $186.

Aunque sigue siendo un costo mayor que en Europa, los valores sí se han reducido en comparación al 2016 cuando por un viaje de Lima a La Paz se pagaba $599 en Latam. Mientras que en ese mismo año, pero de París a Madrid se pagaba $106.

Algo parecido ocurre si aplicamos la misma operación con destinos entre América del Norte y Sudamérica.

Ir de Dallas a Los Ángeles, ciudades separadas por unos 2000 km, costaba $293 en Spirit Airlines en el 2016, ahora hay opciones de $240 en Delta.

Una distancia parecida hay entre Río de Janeiro y Buenos Aires. Hace 3 años, la aerolínea Gol ofrecía un vuelo por $475, hoy en la misma compañía ese viaje cuesta $366, pero Aerolíneas Argentinas tiene uno aún más económico $325.

Los precios corresponden a un viaje ida y vuelta en la semana del 13 al 19 de marzo de cada año analizado.

Los precios no disminuyen más en la región porque muchas de las aerolíneas ‘low cost’ que operan en Europa aún no extienden sus servicios a la región, lo que merma las alternativas y permite que los precios no bajen más. A esto se suma la poca cantidad de aeropuertos secundarios que hay en las ciudades.

Otro elemento significativo es la aún reducida demanda de usuarios que utilizan los servicios de transporte aéreo en comparación con otros continentes como Europa o Estados Unidos.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo informó que el tráfico mundial de transporte aéreo aumentó un 6,9% y llegó a 4.400 millones de personas en el 2018, siendo Asia y el Pacífico (1600 millones de personas) donde hubo mayor número de pasajeros aéreos. A estas regiones le siguen Europa (1100 millones) y Norteamérica (989,4 millones).

El panorama en Ecuador
Todos estos indicadores también rigen en Ecuador. Spirit, Jet Blue, Wingo, entre otras ‘low cost’, ya aterrizan en los principales aeropuertos del país, pero aún no es suficiente para cambiar el panorama. Los aeropuertos secundarios están subutilizados y es muy poco el número de ciudadanos que usan este servicio. A esto se suman también las tasas e impuestos.

La entrada internacional de pasajeros a Ecuador por vía aérea pasó de 2 039 907 en 2017 a 2 144 886 en 2018, según el último anuario de transporte publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos en noviembre último.

Los impuestos y tasas son rubros que elevan pasajes aéreos comprados en Ecuador
Mientras que la salida internacional de pasajeros por vía aérea del país pasó de 2 050 105 en 2017 a 2 183 178 en 2018. Cifras que crecen, pero de forma mínima.

La demanda interna llega a 3 097 295 pasajeros quienes se mueven principalmente por los aeropuertos de Quito (1 369 436), Guayaquil (940 143), Baltra en Galápagos (258 152) y Cuenca (181 754). El resto usaron las ocho terminales aéreas restantes del Ecuador.

Según datos del Banco Mundial (BM), el número de pasajeros totales (nacionales e internacionales) transportados por vía aérea en Ecuador subió del 2002 al 2015, periodo en el que se pasó de 1 184 098 a 5 677 816.

Sin embargo desde el 2015 se registra una disminución ya que al 2018 el número total de pasajeros transportados en el país en aviones fue de 5 365 261, según el BM. Mientras que en Países Bajos, que tiene una población similar a la de Ecuador, el número total de pasajeros en aviones fue de casi 44 millones en 2018.

Claro que el uso de aviones depende también del nivel adquisitivo de sus habitantes y del desarrollo económico alcanzado por un país. En este caso, Holanda tiene un ingreso per cápita promedio que es ocho veces mayor que el de Ecuador.

Una alta demanda empuja los precios a la baja. En la región de América Latina hace falta también que la demanda de usuarios se expanda para tener una mayor reducción en los precios del pasaje. (I)

 

Fuente: www.bbc.com

Radio Roja

Website:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *